Introduzca la palabra clave

VENTANAS

VENTANAS DE ALUMINIO

Una ventana es un elemento arquitectónico que se ubica en un vano o hueco elevado sobre el suelo, que se abre en una pared con la finalidad de proporcionar luz y ventilación a la estancia correspondiente. También se denomina ventana a algún conjunto de dispositivos que se utilizan para cerrar ese vano.

VENTANAS DE ALUMINIO

Hoy en día se ha generalizado el empleo del aluminio en perfiles de muy variada sección, formato y diseño. El aluminio es un metal más ligero que el hierro que no se oxida ante la acción de los agentes atmosféricos. No necesita mantenimiento alguno; como inconveniente decir que es más caro.

Va en aumento la utilización de perfiles de aluminio con rotura puente térmico R.P.T. Para la mejora del aislamiento térmico.  Para ello se colocan dentro de los perfiles unas pletinas aislantes realizadas en poliamida que actúan como barrera entre el interior y el exterior de la ventana. El ALUMINIO 100% reciclable, no importa las veces que se recicle. El aluminio siempre mantiene sus propiedades.

El 50% del aluminio producido por la Unión Europea proviene del reciclado. La tasa de recuperación de aluminio en la construcción es del 96% (mediciones realizadas en 6 países europeos, estudio realizado por la Universidad Tecnológica de Delft). Largo ciclo de vida, dada su excelente resistencia mecánica, a la corrosión y su estabilidad dimensional, tiene un largo tiempo de utilización en condiciones óptimas.

El reciclaje de aluminio es una actividad rentable en sí misma, lo que hace que los procesos de reciclado estén muy optimizados, ecológicamente y técnicamente.

  • Una vez instalada, la ventana de aluminio carece de mantenimiento, ya que no atrae la suciedad gracias a sus acabados lacados. El rozamiento de los herrajes es dócil y suave, por lo que las averías por un incorrecto uso son mínimas.
  • Gracias al proceso de anodizado garantiza la correcta adherencia de la pintura e impide la corrosión parcial o total de la perfilería. Así, es más duradera, no se deteriora ni se deforma.
  • Por los estudios y avances realizados, las ventanas de aluminio son una garantía contra la humedad, el sol y cualquier incidencia metrológica. Soporta la radiación solar.
  • Las ventanas de aluminio no son inflamables. En caso de incendio no desprende sustancias nocivas para la salud.
  • El aluminio es ecológico. Respeta el medio ambiente. Para su formación precisa de un bajo coste energético, no es tóxico y es RECICLABLE.
  • Gracias a los más amplios avances tecnológicos y unidos a su ligereza, el aluminio permite la adaptación rápida y sencilla a cualquier tipo de obra y responde a cualquier tipo de necesidad arquitectónica.
  • Las ventanas de aluminio se adecuan fácilmente a cualquier tipo de espesor de vidrio, pudiendo así ofrecer un aislamiento térmico y acústico adecuado a las necesidades de cada hogar o local. Logra así adaptarse a cualquier requisito legal.
  • Las ventanas de aluminio permiten cualquier tipo de acabado lacado. Se puede colorar en cualquier acabado de la carta RAL y en imitaciones a madera casi perfecta.

Las ventanas más modernas en las nuevas edificaciones, cuentan con doble acristalamiento, con fines de eficiencia energética (ahorro de energía, mediante aislamiento térmico) y aislamiento acústico. Constan de dos capas de vidrio con una capa de gas inerte sellada entre ellos.

El vidrio acústico[2] es un vidrio compuesto en el exterior por un vidrio laminado de dos láminas unidas entre sí por una capa de plástico (butiral de polivinilo-PVB) diseñada para reforzar el aislamiento acústico, una cámara de gas inerte (aire) y un segundo vidrio interior, que puede ser un vidrio simple (transparente o mateado al ácido para preservar la intimidad) o un vidrio también laminado con función de aislamiento térmico, control solar, baja emisividad o de seguridad.[3] [4]

Un vidrio doble puede lograr una atenuación de 30-32 dB. Con un vidrio doble acústico normal se logra una atenuación acústica de 36-40 dB. Con un vidrio doble acústico elevado se logra una atenuación acústica de 42-45 dB.[5]

  • La Madera. Tradicionalmente la ventana era de madera debidamente tratada con pinturas o barnices que mejoraban su comportamiento y durabilidad a la intemperie.
  • El Acero. también precisa de un adecuado tratamiento para prevenir la corrosión.
  • El Aluminio. Hecha de un metal más ligero que el hierro que no se oxida ante la acción de los agentes atmosféricos, ni necesita mantenimiento alguno; como inconveniente decir que es más caro.
  • PVC (policloruro de vinilo). Otra opción es el empleo del PVC (policloruro de vinilo). No obstante es menos ecológico que el aluminio y el efecto del sol sobre el PVC, hace que el color se pierda poco a poco o como se dice coloquialmente “que amarillee”.