Introduzca la palabra clave

PUERTAS

PUERTAS DE ALUMINIO

Una puerta es un elemento de complemento en construcción con muy diversas aplicaciones, usos y emplazamientos, que industrialmente se fabrica en materiales básicos (madera, aluminio, vidrio, plástico). En el espacio arquitectónico sirve para separar estancias facilitando tanto su aislamiento como el acceso entre ellas. Dispone de varios tipos de herrajes metálicos del tipo bisagra o “bibel”, y pueden tener cerraduras, candados, cerrojos y resbalones complementarios.

  • Elevados valores de estanqueidad, resistencia al viento y permeabilidad.
  • Proporcionan una excelente estabilidad estructural.
  • Confort.
  • Seguridad.
  • Excelente aislamiento acústico.
  • Excelente aislamiento térmico.
  • Puertas que duraran por muchos años.
  • Muy resistentes.
  • Requieren de un mantenimiento muy sencillo

Las ventanas más modernas en las nuevas edificaciones, cuentan con doble acristalamiento, con fines de eficiencia energética (ahorro de energía, mediante aislamiento térmico) y aislamiento acústico. Constan de dos capas de vidrio con una capa de gas inerte sellada entre ellos.

El vidrio acústico[2] es un vidrio compuesto en el exterior por un vidrio laminado de dos láminas unidas entre sí por una capa de plástico (butiral de polivinilo-PVB) diseñada para reforzar el aislamiento acústico, una cámara de gas inerte (aire) y un segundo vidrio interior, que puede ser un vidrio simple (transparente o mateado al ácido para preservar la intimidad) o un vidrio también laminado con función de aislamiento térmico, control solar, baja emisividad o de seguridad.[3] [4]

Un vidrio doble puede lograr una atenuación de 30-32 dB. Con un vidrio doble acústico normal se logra una atenuación acústica de 36-40 dB. Con un vidrio doble acústico elevado se logra una atenuación acústica de 42-45 dB.[5]

  • La Madera. Tradicionalmente la ventana era de madera debidamente tratada con pinturas o barnices que mejoraban su comportamiento y durabilidad a la intemperie.
  • El Acero. también precisa de un adecuado tratamiento para prevenir la corrosión.
  • El Aluminio. Hecha de un metal más ligero que el hierro que no se oxida ante la acción de los agentes atmosféricos, ni necesita mantenimiento alguno; como inconveniente decir que es más caro.
  • PVC (policloruro de vinilo). Otra opción es el empleo del PVC (policloruro de vinilo). No obstante es menos ecológico que el aluminio y el efecto del sol sobre el PVC, hace que el color se pierda poco a poco o como se dice coloquialmente “que amarillee”.